No amo mi patria

0
513

No amo mi patria.

Su fulgor abstracto

es inasible…

José Emilio Pacheco

Aquellas letras estaban en un periódico que informaba que la muerte de José Emilio Pacheco había ocurrido la noche anterior. Me afligió saberlo. Que pena da cuando mueren los que hablan de lo mismo que uno piensa.

Era el año 2014 y las ingenuas esperanzas de habitar una patria más justa, agonizaban. Cifras escalofriantes de pobreza, desapariciones forzadas, inmigrantes mutilados por el tren La Bestia, feminicidios y fosas clandestinas. Mientras que los Salarios Mínimos de seis millones 887 personas oscilaba entre $63.77 y $67.29, la familia presidencial tenía una residencia valuada en 86 millones de pesos; según el INEGI durante ese año se registraron 6337 suicidios; y el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), con los totales de 2014 y años pasados, arrojó un histórico de 23 mil 689 personas, siendo las principales víctimas jóvenes en el rango de 15 a 19 años (16% del total) seguido de los jóvenes de 20 a 24 años de edad (12%).

¿Qué cosecha un país que siembra muertos? 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, un niño muerto en Puebla tras recibir un disparo con bala de goma en la cabeza, 1131 asesinatos entre enero y junio en el Estado de México (fuente: Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública).

Insisto, era el año 2014 y las ingenuas esperanzas de habitar una patria más justa, agonizaban. Por suerte no murieron ya que aún creo que es posible contribuir en la transformación de las prácticas sociales, asumir con responsabilidad y respeto la cotidianidad de la vida, tomar distancia de cualquier posible doble victimización, intervenir incluyendo las peculiaridades contextuales, colaborar en los tejidos embrionarios de nuevas relaciones, visibilizar la exigencia del cumplimiento de las obligaciones en materia de investigación y sanción, alentar la dignidad, luchar por construir relaciones distanciadas de las violencias, rechazar los apáticos procedimientos rutinarios, evitar la objetividad que deshumaniza, creer que la vida puede sobrevenir distinta, preferir el grito a la resignación, hablar por quienes ya no pueden, contribuir en la construcción de la memoria, participar en actos de resistencia.

            El epígrafe que elegí, está incompleto. Inicia diciendo “No amo mi patria. /Su fulgor abstracto/ es inasible…/”, y luego continúa “Pero (aunque suene mal)/ daría la vida/ por diez lugares suyos,/ cierta gente,/ puertos, bosques, desiertos, fortalezas,/ una ciudad deshecha, gris, monstruosa,/ varias figuras de su historia,/ montañas/ – y tres o cuatro ríos”.

Artículo anteriorMexicanos al grito de guerra y dolor.
Artículo siguienteLa maldición del psiquiátrico, una maldición muy mexicana.
Cursó sus estudios de Licenciatura en Psicología en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (UNAM), titulándose con la tesis ‘Psicosis y arte: bordeando un yo exiliado de sí mismo". Cursó la Maestría en Psicología con Residencia en Terapia Familiar Sistémica en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (UNAM), durante la cual desarrolló un proyecto titulado "Perspectivas en psicoterapia: caracterización de personajes". Alumna de Mtra. Ofelia Desatnik, Doc. Alexis Ibarra, Dra. Lourdes Fernández y Doc. Marcelo Pakman. Ha sido ponente en congresos y coloquios de temas relacionados con la violencia, la pareja y la familia en instituciones educativas y contextos hospitalarios, dictaminadora en artículos de psicología y ciencia social, psicoterapeuta tanto en el ámbito público como en el privado y docente tanto presencial como en línea en el Instituto de Terapia Familiar CENCALLI de temas como violencia y terapia de pareja. Ha brindado acompañamiento terapéutico a personas con autismo y discapacidad intelectual. Interesada en la psicoterapia sistémica, la crítica-poética y la reflexión-en-la-acción. Contacto: https://fabiolaarellanojimenez.blogspot.com/ https://twitter.com/FabiolaArellano https://www.instagram.com/fabarella/

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí