Las marcas de la infancia no son un destino

0
559

Muchas veces he oído a diferentes personas justificar sus acciones del presente con vivencias del pasado y, por si no fuera suficiente, piensan que es imposible cambiar dichas conductas porque “así aprendieron a ser”. 

En la niñez se aprende a partir de observar patrones de conducta de las figuras cercanas, principalmente de los padres, con los que se van adquiriendo las habilidades necesarias para la vida, tales como la toma de decisiones, la habilidad para resolver problemas, la interacción saludable con los demás, entre otras respuestas. Y aunque no siempre se tiene «ese ejemplo”, esto no quiere decir que las personas no pueden aprenderlo de otra forma.

Si bien es cierto que lo que se vive en la infancia es importante para el desarrollo de un niño o niña, no se puede pensar que esa es la fórmula para justificar las decisiones en la etapa adulta. Los seres humanos, al crecer vamos desarrollando la habilidad y capacidad de ser independientes y conformar un criterio propio, con base en las experiencias vividas y aunado a esto, aprender a distinguir cuáles son los patrones que no queremos repetir, ya sea en la elección de pareja, en relaciones de amistad, en el aspecto laboral, etcétera. 

Se debe romper con el mito de que “infancia es un destino” ya que esto lleva a las personas a no asumir la responsabilidad de sus acciones y por lo tanto a no buscar corregir y crear relaciones sanas e interacciones responsables. Una forma de saber si se está cayendo en la justificación de las acciones presentes a partir de las vivencias del pasado, es observar sus propios patrones de conducta y “las explicaciones” que se dan cuando las relaciones amorosas fracasan, cuando es “imposible” dejar un vicio o cuando pareciera que todos los demás son quienes están equivocados. 

Siempre se puede encontrar un camino alterno al que pareciera que nos “tocó vivir”. Buscar apoyo psicológico para cambiar estas pautas de conducta es una decisión de responsabilidad, de autocuidado y de cuidado hacia los demás. 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí