Conéctate con quien ya falleció

0
599

Tras experimentar el fallecimiento de un ser querido ¿Cuántas veces oíste decir cosas como: “dale vuelta a la página” “sino lo sueltas no lo dejarás descansar en paz” “debes aprender a dejar ir”? o quizá alguien con la mejor intención te ha recomendado leer algo para que superes tu pérdida.

Todas las recomendaciones para superar el fallecimiento de un ser querido, echan mano de la metáfora del adiós, pero ¿qué pasaría si en vez de decirle adiós a esa persona tan querida, le dices hola de nuevo?

En 1998, Michel White, creador de las prácticas narrativas, reflexionó acerca de esta idea y revolucionó el trabajo con personas que han sufrido una perdida por fallecimiento. En su artículo titulado «Decir de nuevo: ¡Hola! Re-cordar la relación perdida para recobrar el bienestar», escribe:

“Es tal la desolación que esas personas experimentan, que parece mucho más indicado en la terapia, crear un contexto que permita incorporar la relación perdida, en vez de hacer esfuerzos para que olvide esa relación”.

La idea que hay detrás de decir hola de nuevo es crear comunidades o redes de apoyo que nos acompañen en la vida, voces que nos guíen y que encajen con nuestros valores, anhelos e iniciativas de vida preferidas. Dichas voces pueden nutrirse de las personas queridas que al día de hoy ya han fallecido, pero que han dejado un legado importante en nuestras vidas.

Los siguientes son ejemplos de preguntas que pueden guiar una reconexión y están inspiradas en la propuesta hecha por White.

  • Si estuvieras viéndote ahora a través de los ojos de (nombre de la persona fallecida) ¿Qué rasgos de ti mismx podrías apreciar?
  • ¿En qué se modificaría tu modo de verte a ti mismx si apreciaras ahora mismo esos rasgos, esas cualidades especiales de tu carácter que (nombre de la persona fallecida) apreciaba?
  • Si todos los días mantuvieras viva esta opinión sobre ti mismx ¿Qué crees que cambiaría en tu vida?
  • ¿Este conocimiento haría más fácil acceder a esa versión de ti mismx que calza mejor con tus valores, sueños y/o esperanzas?
  • ¿Qué tanto esto podría influir en tu futuro?

Las preguntas anteriores son sólo una guía y pueden no tomarse al pie de la letra. Quizá al leerlas puedan aparecer otras preguntas que te hagan sentido para reconectarte con tu ser querido.

Resulta importante hacer mención que, aunque la metáfora del adiós resulta en una experiencia dura que representa dejar atrás una relación importante y valiosa, bien podría resultar útil para un número importante de gente a la que sí le hace sentido, al respecto el mismo Michael White escribe:

“diría yo que cualquier experiencia de pérdida es única, así como son únicos los pasos necesarios para resolver cada pérdida”.

White, M. (1998). Decir de nuevo: ¡Hola! Re-cordar la relación perdida para recobrar el bienestar (Ángeles Díaz Rubín, trad.). México: Grupo de Terapia Narrativa Coyoacán.

Artículo anteriorCada quien sus muertitos
Artículo siguienteCarta de una psicóloga a una persona que perdió a su perro
Psicólogo clínico egresado de la licenciatura en psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta con formación adicional en materia de Prácticas Narrativa en la Prevención y Atención de la Violencia de Género por Diplomado del mismo nombre; además, por la misma vía, cuenta con conocimientos en materia de Docencia Universitaria. Actualmente forma parte, como voluntario del Centro de Atención Comunitaria en Casa Tonalá, espacio que brinda atención psicológica a bajos costos desde la Terapia Narrativa. Tiene en su haber diferentes talleres con temáticas sobre Nuevas Masculinidades y Relaciones de Pareja abordados desde la Terapia Narrativa y la Terapia Centrada en Soluciones. Su experiencia terapéutica es de 6 años en sus versiones: individual, familiar y de pareja. En el ámbito docente, cuenta con 1 año de experiencia como adjunto a nivel licenciatura y 2 años como Orientador Educativo en educación media superior. Contacto: Celular: 55 2219 4938

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí