¿Cómo influye el papel del género en la infancia?

1
488

La sociabilidad o el proceso por medio del cual una sociedad transmite los valores, ideales, conductas, expectativas e incluso emociones esperadas para sus miembros es fundamental para el desarrollo de las infancias. No es extraño ver a las y los pequeños desde las más tiernas edades emular acciones realizadas por su círculo más inmediato, niñas que comen como su padre, niños que usan expresiones verbales de su madre, las gemelas que juegan a ser veterinarias como la tía, y un largo, largo etcétera.

Por medio de esta socialización es que hemos diseñado un proyecto diferenciado entre “cosas de niñas” y “cosas de niños”, lo vemos como natural: las niñas prefieren las muñecas, los niños los videojuegos, los niños prefieren escalar y rasparse, las niñas quedarse sentaditas y no hablar. Sin embargo, como muchos estudios han podido revelar, en realidad esto que tendemos a conceptualizar como algo de lo más natural, en realidad implica un proceso sociocultural muy complicado y tan refinado que, en realidad pocas veces nos percatamos de que sea así.

Y es que esto es normal, el proceso de socialización comienza incluso desde antes de que nazcamos. Pensemos un poco, cuando sabemos que una persona está embarazada, sin siquiera percatarnos de ello lo primero que se suele preguntar es “¿niño o niña?”, lo cual busca rastrear algún elemento que permita identificar cómo debe tratarse a esta persona, ¿de forma sutil si es una niña o con más vigor si es un niño? ¿Se le deben comprar mamelucos azules o rosas? ¿Pañales con estampaditos azules pastel o rositas con florecitas? Activamos nuestra propia socialización basada en el género en una persona que aún no ha nacido, y esta socialización puede intensificarse más.

Ahora bien, con esto no quiero decir que la socialización sea un proceso negativo, todo lo contrario, es necesaria para garantizar la correcta adaptación de las personas a sus entornos; sin embargo, cuando se realiza con patrones dicotómicos tan rígidos como “cosas de hombres/cosas de mujeres” puede tener ciertas implicaciones a futuro.

Es frecuente escuchar que las mujeres son torpes para manejar o que los hombres no sabemos de aspectos afectivos, y puede que esto tenga un dejo de verdad; sin embargo, de acuerdo con algunas investigaciones, los procesos de socialización desde edades tempranas pueden tener un papel muy importante. Recordemos que el juego es un elemento prioritario para desarrollar habilidades de la más diversa índole.

 Así, no resulta extraño que los varones puedan demostrar habilidades para cuestiones espaciales cuando realizan juegos y actividades que se desarrollan al aire libre: pueden subir, trepar, saltar, correr. De igual forma, de acuerdo con algunos informes, es frecuente que los hombres desarrollen actividades cercanas a las tecnologías con mucha mayor frecuencia debido a su familiaridad con estos instrumentos es más frecuente que se les obsequien consolas de videojuegos, que se les permita romper y rearmar equipos, darles cajas de herramientas desde pequeños. Por el otro lado, tendemos a pensar que las mujeres cuentan con un instinto natural a cargar y cuidar otros seres e incluso a ser mucho más cuidadosas con su imagen o atender mejor las situaciones emocionales, pero esto no resulta tan extraño cuando vemos que se les obsequia con mayor frecuencia “bebés” que deben atender o que sus muñecas “dialogan”.

Es interesante imaginar que pasaría si a una niña se le invita a participar en aspectos tecnológicos y científicos desde temprana edad (sólo basta ver el número de mujeres que participan en áreas STEM[1] a nivel licenciatura o posgrado) y a los niños a desarrollar una afectividad mucho más madura y menos problemática (para ellos, al no saber identificar y expresar emociones y, para otras personas, al ser claros con lo que sienten) ¿Realmente sería tan caótico permitir que los infantes exploraran otras actividades?

Por último, me gustaría que realizaras un pequeño ejercicio, piensa cuando tú eras niña o niño ¿qué te decían tus padres, tías/os, primas/os y amistades que podías (o no podías) hacer como niña o niño? ¿Crees que esto tuvo algo que ver con quién eres ahora? Este es uno de los ejercicios más frecuentes de socialización basada en género, y nos enseña que lo que hacen las niñas/mujeres no lo deben hacer los niños/hombres y viceversa. Algo absurdo si pensamos lo que hemos avanzado en otros aspectos.


[1] Comprende las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, STEM por sus siglas en inglés.

1 Comentario

  1. Sin duda, los adultos hacemos de los niños un pequeño adulto, donde gracias a nuestra educación, roles o mensajes sobre…..no puedes jugar con muñecas si eres niño, cuándo debería ser todo lo contrario, las niñas juegan con muñecas, a la comida, les regalan articulos de limpieza……en vez de un libro o preguntar…..¿ a que quieres jugar?, ¿ con qué quieres jugar?…….

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí