Mientras que para algunas personas la época decembrina es motivo de celebración, fiesta y algarabía, para otras representa todo un reto emocional ya que se pueden estar enfrentando a la pérdida de un ser querido, enfermedades mentales como la depresión o ansiedad, sentimientos de soledad, preocupación por las compras navideñas, la obligación de asistir a eventos sociales o una situación económica precaria.

Estas situaciones suelen ser el detonante de altos niveles de estrés pues de pronto se vive y se piensa en esta época como lo ideal, como lo que debería ser. Esto conduce a generar falsas expectativas, sentimientos de frustración y agobio.

Algunas recomendaciones para disfrutar de la temporada y contribuir con el bienestar mental son las siguientes:

  • Echar abajo el mito de que sentirse vulnerable y tener emociones negativas no es bueno. La realidad es que es completamente normal sentirse triste así sea navidad o fin de año.
  • Realizar un inventario y reflexión de lo que aconteció en este año reconociendo los logros propios, esto resultará provechoso para valorarse y reconocerse.
  • Identificar y pensar en los recursos con los que se cuenta para potenciar esas herramientas y afrontar las adversidades.
  • Finalmente rodearse de buena compañía y en el caso de estar lejos de los seres queridos, hacer cosas agradables orientadas a conseguir bienestar.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí