Carta de una psicóloga a una mujer soltera

0
742

Estimada Laura, te escribo esta carta para continuar la conversación que tuvimos en terapia. Me quedé pensando en todas las posibilidades que tengo para colaborar contigo y que de una vez por todas puedas vivir bien y ser feliz. Tengo algunas ideas que tal vez pueden serte de utilidad.

Hasta ahora me queda claro que sufres por que te ves como una fracasada. Esta mirada nace y se alimenta de las opiniones de los otros.

Tu familia extensa, principalmente algunas tías y primas insisten en cuestionarte incisivamente porque no te has casado. Hacen comentarios sobre lo importante de formar una familia, la maternidad y tener un esposo con buena posición económica como único camino para la realización de una mujer. Implícitamente están presionándote para cumplir esas expectativas y juzgándote porque hasta ahora no lo has logrado. Se burlan de ti y te dicen solterona.

Esta mirada tiene varios efectos nocivos en tu vida. Además de pensarte como fracasada, ponerte triste y enojada, casi te hace contraer matrimonio con un hombre violento que te exigía renunciar a tus sueños, hacer cosas destructivas e incluso vender tu negocio para irte a vivir a casa de sus padres. Pienso que fue una gran hazaña que no lo toleraste y pudiste resistir ¿Me pregunto cómo lo lograste?

Además de seguir conversando sobre ese logro, quiero ofrecerte la idea de ver la imagen completa de tí misma, no solo a través de los ojos de tus tías y primas, sino de las personas que más te aprecian. Creo que este ejercicio podría ser la semilla para una mirada más integral que ponga foco en otros aspectos de ti misma que son buenos.

Si tu madre, tu hermano, tus amigas y amigos que son quienes más te quieren nos prestaran sus ojos para describir tu imagen ¿qué nos dirían? ¿Dirían que tienes virtudes y lados positivos? ¿Cuáles? ¿Dirían que mereces reconocimiento por lo que sí has logrado en tu vida? ¿Dirían que mereces respeto y amor? Yo pienso que sí.

Por mi parte quiero decirte que yo veo en ti a una mujer fuerte, emprendedora, creativa, inteligente, una hija ejemplar, profesional exitosísima en tu campo, mujer de negocios, hermana y amiga que siempre está para escuchar y apoyar. Todo esto lo puedo fundamentar con lo que me has dicho en terapia. Si te parece prudente lo conversamos la siguiente semana.

Sin más por el momento, quiero reiterar mi compromiso contigo para que logres bienestar y agradecer que me abras tu corazón y me des la confianza de acompañarte en este camino que no es fácil.

Nos vemos pronto.

María Cedillo.

Artículo anteriorCeguera
Artículo siguienteAmarse a sí mismo este 14 de febrero
Candidata al grado de doctor en ciencias médicas por la UNAM donde realizó su maestría en Psicología y residencia en Terapia familiar. Es egresada de la UAEH de la licenciatura en psicología de la salud. Cuenta con formación en Derechos Humanos, Equidad de género, hipnosis clínica, psicoterapia Ericksoniana, ética, manejo de duelo, Comunicación no violenta y bioética. Su experiencia terapéutica es de 10 años individual, de pareja, familiar y comunitaria. Es integrante, presidenta y fundadora de la organización civil Espiral, Creatividad y Encuentro Social y está asociada a la North Texas Society of clinical Hypnosis. Contacto: https://mariacedillomx.com/ https://mariacedillomx.blogspot.com https://www.facebook.com/mariacedillomx Celular: 5570808687

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí